Objeto Social

  • Defender, promover y difundir los derechos de las niñas, niños y adolescentes en el Estado de Oaxaca.
  • Desarrollar programas y proyectos de organización comunitaria.
  • Fomentar una labor de participación juvenil que reconozca a las y los jóvenes como sujetos de cambio social.
  • Generar actividades para el desarrollo de capacidades de mujeres, niñas y adolescentes indígenas.
  • Brindar asesoría jurídica y apoyo psicológico a las habitantes de comunidades y municipios de todas las regiones del Estado.
  • Fomentar una cultura sin adicciones, especialmente dirigidos a la población infantil y juvenil, que alerte a cerca del impacto que tiene en la salud y en la calidad de vida esta “esclavitud moderna”.

Historia

EXPERIENCIA

En sus trece años de trabajo ESPIRAL por la VIDA, hemos realizado actividades en 150 centros educativos y en mas de ciento veinte comunidades de las ocho regiones del Estado de Oaxaca, siendo un referente en el tema de derechos de la población infantil y juvenil en el Estado, tanto para dependencias de Gobierno, como para las redes de organismos civiles con quienes participamos en acciones conjuntas.

Todos los proyectos que hemos desarrollado han tenido incidencia en espacios públicos de impacto social, generando procesos de transformación y desarrollo a través de la promoción de alternativas para hacer frente a las situaciones de riesgo y/o conflicto que se les presentan en las comunidades a las niñas y mujeres jóvenes, las estudiantes de educación media superior, así como las mujeres líderes o en cargos comunitarios. Establecemos con ellas, redes que fortalezcan los elementos y recursos favorables que poseen, de manera que se perciban a si mismas como actoras del cambio social.

Participamos activamente en la construcción de políticas públicas, tanto municipales como estatales, así como en la promoción y cabildeo de leyes o reformas estatales a favor de niñas, niños y adolescentes, tales como la primera Ley del país a favor de los Derechos de este sector de la población, la modificación del Código Civil para establecer la mayoría de edad en los matrimonios, impulso a programas de erradicación de la violencia de género, promoción de la justicia en los casos de pederastia, promoción y difusión de medidas preventivas al embarazo adolescente, entre otros.

Desde el origen en 2005 a finales de 2008, Espiral por la vida ha trabajo una metodología de combate a la violencia, a través de la promoción de una cultura de resolución pacífica de conflictos y de rehabilitación a las adicciones, logramos la sistematización de nuestro modelo de prácticas innovadoras y eficaces con un alto impacto en la generación de promotores juveniles, en comunidades de las 8 regiones del Estado de Oaxaca en las que se implementó, con un impacto de 4,519 beneficiarios, algunos de los cuales aun trabajan en favor de la juventud de sus comunidades.

De 2009 a 2013, la institución fue la operadora estatal del Programa ConstruyeT (Secretaria de Educación Pública, UNICEF y PNUD), cuyo objetivo fue la promoción de la convivencia desde la cultura de paz y no violencia y la generación de un ambiente de inclusión y de respeto en la comunidad educativa. Espiral atendió a lo largo de este proyecto a 100 escuelas de media superior en el Estado de Oaxaca, con impacto en más de 45,000 jóvenes y con un resultado documentado de disminución de la deserción escolar en dos puntos porcentuales en las escuelas en las que trabajamos.

A partir de 2014, la institución enfatizó su trabajo y atención en la promoción de la de igualdad de género e inclusión social con proyectos desarrollados en favor de las niñas, las adolescentes y las mujeres en Oaxaca, tales como: la generación de Protocolos de atención a hijas y hijos de Mujeres Víctimas de Violencia atendidas en los Centros de Justicia para Mujeres en el Estado de Oaxaca; Programa de promoción de derechos sexuales y prevención del embarazo adolescente y guía de apoyo en la educación sexual de las jóvenes, para reconocer sus derechos sexuales y fomentar la responsabilidad para el ejercicio de una sexualidad responsable; proyectos de promoción de liderazgo de mujeres jóvenes, a través de asambleas juveniles comunitarias, una experiencia del ejercicio del  derecho a la participación de mujeres jóvenes en municipios de predominancia indígena en las 8 regiones del Estado de Oaxaca; participación activa en mesas de trabajo para la erradicación del turismo sexual con niñas, niños y adolescentes en Oaxaca y generación de redes de apoyo entre gobierno, sector turismo y sociedad civil;

En 2016 realizamos coordinación y coparticipación en diplomados y seminarios para la igualdad de género en las Universidades del Estado de Oaxaca; y para el IMO, la edición  de Manuales de participación política de las mujeres: “Manual para la prevención y atención de la violencia desde las sindicaturas municipales en Oaxaca” y “Manual para la formación de mujeres en cargos municipales comunitarios para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres”

Durante 2017 y 2018, participamos en la convocatoria del Programa Proequidad, operado por el Instituto Nacional de las Mujeres, InMujeres, con cuyo apoyo financiero logramos el diseño y operación de los proyectos:

  • “Integración de equipos promotores juveniles de derechos para la participación política de las mujeres en Oaxaca”, con el objetivo de fomentar la participación política de las mujeres en los espacios de representación pública, a través de un proceso de capacitación y empoderamiento de mujeres líderes, autoridades y jóvenes estudiantes de educación media superior, en cinco municipios de la sierra Juárez: Quiotepec, Nvo Zoquiapam, Ixtlán de Juárez, Ixtepeji y Aloapam .

  • Y “Observatorio Ciudadano de Defensa de los Derechos Políticos de las Mujeres Serranas”, como continuidad del proyecto anterior del 2017, con el mismo objetivo de capacitación y empoderamiento de mujeres líderes, autoridades y jóvenes estudiantes pero ampliando con Guelatao, Capulalpam, Natividad, Xiacuí y Jaltianguis,, a un total de 10 municipios de la Sierra Juárez, Distrito de Ixtlán, Estado de Oaxaca, y empoderando a un total de 76 mujeres, 20 de las cuales constituyeron el Observatorio.